Friday, December 08, 2006

Pausa musical

Se acaba el año y es tiempo de hacer recuento de los discos del año. Fueron 12 meses muy productivos en cuanto a música se refiere, les dejo mis favoritos, ¡viva la subjetividad!

1. The Eraser / Thom Yorke. Es probable que esté predispuesto al juzgar este trabajo como el mejor del año (aprecio demasiado a Radiohead), pero en verdad creo que lo que entrega Yorke es una verdadera joya. Tomó una guitarra, un piano y su notebook y creó un trabajo lleno de atmósferas opacas y samplers que remiten de inmediato a la era Kid A / Amnesiac; debes escucharlo con audífonos para apreciar todos lo sonidos que envuelve a cada rola. Se dice que Nigel Godrich aceptó producirle el disco a Yorke con una sola condición: que le permitiera usar su voz de forma nítida, sin distorsiones y el resultado se agradece, la voz de Yorke sin duda, mejora con los años. Yo no dejo de sorprenderme con lo que puede lograr básicamente un hombre y su notebook (y Pollorosa diría: lo que una mujer puede lograr con su notebook), un trabajo realmente hermoso. Y ya sabes, las letras de Yorke siempre son garantía.
2. Nux Vomica / The Veils. Yo tenía una curiosidad enorme por conocer el nuevo trabajo de esta banda después del maravilloso The Runaway Found del 2004, y la neta es que no me decepcioné. Finn Andrews tiene una voz poderosa, con una clara influencia de Nick Cave pero conserva un estilo muy propio, además su habilidad para componer me parece sobresaliente. Los 43 minutos oscilan entre la poderosa Jesus for the Jugular con guitarras que recuerdan a los White stripes y la devastadora Under the Folding Branches. La neta es que no me canso de escucharlo.
3. Ys / Joanna Newsom. El disco sólo contiene 5 tracks, pero la más corta dura 7 minutos, mientras la más larga dura casi 20. Newsom nos deleita con una gran voz y una genuina habilidad para tocar el arpa, mientras la acompañan trompetas, violines, un oboe y un corno francés. Maravilloso.
4. Jarvis / Jarvis Cocker. Carajo, la separación de Pulp es inminente y ante tal tragedia Cocker nos deleita con este extraordinario trabajo que, según yo, supera el We love life del 2003. Ya no hay sintetizadores y Jarvis entrega rolas como Don´t let him waste your time, Black Magic y Baby´s coming back to me, las cuales logran que durante mis trayectos en el coche sea feliz.
5. The Crane Wife / The Decemberists. Ya no hay tantas locuras dentro del sonido de este grupo, ahora se escuchan más maduros, pero eso sí, Colin Meloy mejora álbum tras álbum en sus composiciones. Todo el disco es melódico y melancólico, no pido más en las largas noches de invierno.
6. The Information / Beck. Medio mundo dice que este disco de Beck está chafísima, pero a mi me pareció un disco fabuloso, tal vez no utiliza el sentido del humor al que nos tiene acostumbrados pero es un gran trabajo, digamos que es un Beck más serio. Gran producción de Nigel Godrich.
7. Someone to Drive you Home / The Long Blondes. ¡Pura frescura desde Sheffield! Melódico pero desmadroso, punto.
8. From the Cliffs--Through the windowpane / Guillemots. La llegada de esta banda fue muy agradable. Un pop muy bien elaborado y muy disfrutable. Lástima que los discos se vendan por separado, aunque From The Cliffs es un EP, bien valen la pena las rolas que no vienen en Through the Windowpane.
9. The Hardest Way to Make an Easy Living / The Streets. Mike Skinner volvió a las andadas y ahora nos muestra el lado de ser famoso. Como siempre, mantiene el sentido del humor ácido y burlón, muy cagado. Hip-hop de alta calidad, fácilmente separable del gringo.
10. Back to Black / Amy Winehouse. Hace dos años la nominaron al Mercury y ahora regresa con más historias que contarnos y con un refinamiento para cantar que realmente cautiva. Gran soul.